sábado, 11 de septiembre de 2010

261- Ya casi


Pues esta foto es para conmemorar el triunfo de la formateada y reinstalación de Win7 de ayer. La historia brevemente está de la siguiente manera:


  • Una computadora a formatear: Presenta algunos errores de software, no graves pero aparecen. La idea es darle formato y reinstalación de Win al Disco Duro.
  • Problema 1: No reconoce los dispositivos USB hasta que ingresa a Windows.
  • Problema 2: No funciona el puerto PS/2 del teclado ni del ratón, aunque no los utilizo porque mis dispositivos son USB.
  • Problema 3: En el BIOS sólo está activado el arranque automático en el siguiente orden: CD/DVD > Disco Duro. Tampoco es posible ingresar al BIOS porque no reconoce el teclado y no se puede oprimir la tecla SUPRIMIR
  • Problema 4: Es imposible "Oprimir una tecla para arrancar desde el CD..."


Con este panorama desalentador hubo que pensar un poco en alguna solución, la cual encontré en diversos foros y es relativamente sencilla: Win (XP, Vista y 7) no piden oprimir una tecla cuando el Disco Duro está vacío. Así de simple, entonces hay que vaciar el Disco Duro C:

Para ello ingresé en el LiveCD de Ubuntu y utilicé el GPart para formatear la unidad C:... primero la formatee en FAT32 pero luego recordé que debía ser en NTFS (por aquello de los archivos grandes), entonces ahí mismo hice a reconversión. Y listo.

Salí de Ubuntu e ingresé el disco de instalación de Win7 y tadá! ya no me pidió oprimir nada... Win empezó a cargar y cuando llegó el momento de mover el ratón o utilizar el teclado, éste ya había cargado los controladores. Así que no hubo más problemas.

No es una solución elegante, pero sí funcional :)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comentar